domingo, 11 de mayo de 2008

-l'anniversari


como quien toma hora al dentista... triskel tomó hora y día para poder penetrar a su amada ishtar, llevaba once meses sin hacerlo, habían concertado la cita para el día de su cumpleaños...ishtar iba a cumplir los treinta y después de una velada plagada de sumisión y deberes cumplidos... se encontraron en la habitación, triskel estaba realmente muy nervioso, había cerrado tantas veces los ojos imaginando lo caliente y estrecho que estaría el sexo de su diosa...cuando ella se desvistió y colocó sobre la cama... triskel en seguida tuvo una erección, estaba excitadísimo, deseoso de hundir su aborrecible pene en ella... se arrodilló, la adoró con su lengua una y otra vez... debía seguir el protocolo habitual y hacerla gozar con sus caricias, con su entrega...cuando ella estuvo satisfecha le ordenó la desnudez, él se puso sobre ella e insertó con mucha contención la punta de su pene en ella, estaba muerto de miedo, deseaba satisfacerla y no sabía como contener sus ganas...ishtar tomó un libro en sus manos y con cierto desinterés por lo que estaba pasando.. .empezó a leer... triskel, excitado y vejado por aquel desinterés continuó la penetración, una y otra vez hundía su sexo en ella, extasiado, contrariado, sumiso, deseoso... ante su inmovilidad...ishtar soltó el libro y le ordenó que le diera placer, que la follara con dureza, con movimientos rápidos... triskel lo hizo hasta que sintió sus irrefrenables ganas de correrse... la mismísima ishtar apartó su sexo del de su perrillo y este eyaculó sobre las sábanas... le empujó a un lado con los pies y después con sus manos le restregó toda la cara sobre las sábanas manchadas... triskel había quedado completamente embadurnado de su propio semen y sentía su impotencia hacerle aún más sumiso.la deseaba tanto... la amaba y odiaba tanto... por lo que le hacía...se arrodilló después y le dió las gracias por el maravilloso momento y se retiró con su permiso al baño... ishtar estaba satisfecha... se puso su strap-on y cuando volvió triskel a la habitación a ver como estaba... ella le esperaba, lo puso a cuatro patas sobre su alfombrita y le penetró, primero con suavidad pero luego sus vayvenes fueron violentos, triskel sufría y gozaba a la vez, a penas gemía, sentía su esfinter ceder, le escocía pero a la vez tenía a su ama poseyéndole una y otra vez, castigándole por osar entrar en su pasadizo más secreto...triskel volvió a descargar sobre la alfombrilla en la que debería dormir...ishtar complacida le ordenó dormir y así lo hizo, se recostó en su alfombrita, a los pies de su ama y durmió sobre su pena, sobre su pecado mientras... dormía plácidamente su diosa en su colchón ya limpio y mullido...