domingo, 11 de mayo de 2008

-las tejanas de ishtar

entró en la habitación con sus vaqueros y sus tejanas marrones algo gastadas...él, sin que ella se lo dijera se postró de rodillas ante ella, también estaba vestido, ella se cruzó de brazos sobre su escote de 29 años y esperó sin mediar palabra, su sumiso sabía qué hacer...se desabrochó los pantalones, los bajó hasta sus tobillos, y se quedó quieto a la espera de nuevas órdenes...ishtar le ordenó que se tocara mientras ella le miraba de pie, le dijo que se diera prisa, que... quería ver como se corría sobre sus botas... el sumisillo se apresuró a descargar, fue rápido llevaba un par de semanas sin permiso para ello...las botas quedaron impregnadas... ishtar le abofeteó con fuerza -criatura inmunda! mira lo que has hecho con mis botas! sabes lo que te toca? vamos, límpialas con tu lengua antes de que se reseque...-sí, mi señora, enseguida.y su lengua repasó centímetro a centímetro la piel de las botas que tan vilmente su semen había ensuciado...le dolía la espalda y las rodillas por lo forzado de la postura... pero no cesó de lamer hasta que no quedó ni rastro...ishtar esparció arroz por el suelo de la habitación... le tumbó sobre el arroz aunque sólo sus nalgas entraron realmente en contacto con este... y se colocó sobre su animal de compañía, desabrochó sus vaqueros, se quitó las botas y los pantalones y apartando a un lado su tanga... orinó, un líquido tibio recorrió el rostro de su perro, en su boca humildemente abierta se quedó gran parte del obsequio de ishtar y tragó asiduamente... deseaba tanto apropiarse de todas las esencias de su diosa... con la cara empapada aún, acercó sus labios para terminar de beber el agua dorada... se acercó a la fuente y la secó con sus labios...ishtar se vistió y se retiró... el trabajo sucio de recoger el arroz y lo que había sido derramado quedó para su servidor más fiel...