domingo, 15 de junio de 2008

-por la mañana


cuando me despierto, no soporto la luz, no soporto los ruidos y aún menos soporto que me hablen y que encima esperen una respuesta... que de todas formas no obtendrán...
no soporto que me destapen, que suene el despertador con sonidos estridentes, no soporto el agua fría, no soporto la calefacción apagada... cuando me despierto no tengo mirada, no tengo palabras, no tengo oídos, ni entiendo las lenguas que me hablan...
siempre agradecida al que me hace el café por la mañana, aquel que ya sabe que le pago por su silencio, por no tener que pedirle nada porque ya lo sabe, aquel que desde la barra explica por mí que aún quedan dos horas para que pueda contestar o sencillamente decirle buenos días a los que me consideran una estúpida mal educada cuando no los doy...
mis sentidos se activan lentamente, saben que el día para ellos en ocasiones es frenético...