domingo, 6 de julio de 2008

-o vs o

fuimos efímeros y no volvimos a ser nada más que recuerdos, encuentros a plena luz, en plena calle... te quise en décimas de segundo, te adoré años enteros de mi vida, fui sumisa a todas horas porque por ti no tenía más voluntad que la tuya pero en todo este tiempo sólo impotencia, dolor y soledad me acompañaron. la vida no nos juntó de nuevo, no tuvimos el valor de reunirnos en la habitación de las palizas, ... tú me decías que aún dormías solo, y yo te hacía creer que mi vida era perfecta... quién dijo que mi vida perfecta era una vida feliz, una vida. querías ser padre, querías una mujer que no te diera por culo como tu última novia...
te acordabas de mí , de que tú eras mi lado oscuro... y aún te acordabas de algo que ni tan siquiera yo recuerdo haberte dicho en el ascensor... y eso que a ti no se te da bien acordarte de esas cosas...
pero ahora, ahora... quizás sea tarde
ahora me he liberado del yugo que me imponía tu recuerdo y mi deseo de volver a la violencia de tus sábanas, no quiero volver a ver a la niña que dejé secuestrada en los espejos de tu habitación.
sólo quiero continuar con lo que soy, con esa fuerza que me invade, que me sujeta a la vida, que me impulsa a dominarlo todo desde mi pedestal... no quiero volver a bajar de él jamás... tú ya eres parte del ayer que no me ha dejado ser la dómina que me siento. tu fuiste el único placer prohibido que no he podido controlar.
nunca más volverás a mi vida como un héroe, nunca más te desearé más de lo que has podido desearme... eres uno más a quién debo llevar hasta el pie de mi cama y serás tratado como el resto de la manada.
...............................................................................................................................
escudriñando la vida nos encontramos a veces con la imposibilidad de hacer nuestros sueños realidad, nos acercamos a ellos a menudo, pero ello no implica que nos sintamos satisfechos con lo que alcanzamos.
quizás tener tiempo para dos, tres o cuatro vidas diferentes nos ayude a encontrar mayor equilibrio o quizás mayor esquizofrenia paranoide...
la cuestión es intentarlo, intentar cumplir sueños y deseos, ...
a veces encerrados en nuestra mente parpadeamos y aborrecemos la vida. pero cuanto nos rodea nos debe saciar porque es cuanto hay, la vida duele, la vida escuece y cada uno es libre de encontrar remedios, medicinas, oraciones, ritos y prácticas que le alivien y ayuden a seguir adelante.
hablo de más, pienso poco, y escribo a lo loco mínimas percepciones vitales en las que ni tan sólo sé si creo. tal vez sea por mi condición de rubia tonta o tal vez por mi melancolía absurda, por mi infelicidad injustificada...
divago, sí, divago pero me hago compañía en mi inmensa soledad acompañada.