domingo, 11 de mayo de 2008

-al súper

vamos, vamos triskel apriétate bien los calzoncillos, que se note la leche derramadita en ellos... que se note que los llevas mojados... así...- ishtar medio reía mientras observaba a triskel avergonzado por ir sucio y tener que vestirse sobre sus manchas... semiempalmado entreabrió la puerta, llamó el ascensor y coincidieron con otra pareja... triskel sonrojado, con las manos sobre la entrepierna, bajaba la vista mientras ishtar hablaba banalmente con los vecinos...
-quita la mano de ahí- le interpeló antes de bajar los cuatro a la planta baja... triskel obedeció inmediatamente...
-te espero en la cafetería, acuérdate de traer todo lo necesario para casa... y no puedes llevar las manos sobre el pantalón... te estaré observando desde arriba...- triskel se recorrió todos los pasillos del supermercado, pensando en la compra y en la mirada de ishtar desde la cafetería situada en el primer piso de galerías acristaladas... no osó taparse, se sentía tan excitado, tan perdido, tan humillado por la incontinente erección de su sexo... tan a los pies de las palabras de su dueña...