domingo, 11 de mayo de 2008

-sus altos y bajos...

si ella está triste, déjala estar triste, si se ríe, ríe con ella... ella ya sabe qué hacer , qué sentir en todo momento... no quieras ser su bufón, no quieras ser su pena... eres su sombra y la sombra mimetiza, adopta gestos y maneras y así ella no se siente tan sola en su tristeza o en su alegría... déjala que te pise, recuérdale que sin ella no existes, que el mundo empieza a su alrededor y no: de la piel hacia dentro.cúrale las heridas lamiéndoselas, véndale el corazón con tu sinceridad, apórtale un abrazo, un recuerdo, un saludo, una oración... si está alegre, disfrútala, siente como te apretuja entre sus puños, como te hunde en la maquinaria de su mente, nota la profundidad de sus deseos, las ganas de aplastarte contra el suelo y convertirte en polvo...