domingo, 11 de mayo de 2008

-profundo

cómo le gustaba a ishtar aparecer más tarde de lo convencional y acompañada... aquella noche volvió a hacerlo para desgracia de triskel, el cual ya llevaba horas junto a la puerta, en su alfombrita de llegadas... aún no había podido cenar ni descansar... esperaba paciente e impaciente a la vez. otra vez "ese", el que se había ido con ella el día que le castigó en la bañera a ser su urinario... triskel sonrojado, besó sus pies, les cedió el paso y fue a por dos copas de cava y algunas frutas que dejó deliciosamente compuestas en una bandeja en el salón, junto a la mesilla cercana a la estaca. se fue al rincón mientras ishtar y su acompañante reían y se comían la boca y todo cuanto encontraban...-fuera, a tu cama!- triskel se retiró a su alfombra en el dormitorio, oía las voces y los gemidos entremezclarse mientras cerraba los ojos intentando no pensar y dormirse... no pudo.horas más tarde...-triskel!-se incorporó y fue al dormitorio en él yacían los dos... ishtar entreabrió sus piernas... su sexo manaba leche y con una sola mirada ordenó.triskel desolado, presto, engulló cuanto pudo, resiguió cada labio, despejó cada poro de su piel de aquella inmundicia masculina mientras ishtar jugueteaba con su pelo a la vez que le oprimía boca y nariz contra su sexo...en duerme vela el amante sabía cuanto sucedía y acariciaba suavemente un pedacito de piel de su conquista hasta quedarse de nuevo dormido.ishtar satisfecha por el trabajo de triskel le apartó de entre sus piernas... se levantó para ducharse y le dió nuevas órdenes...mientras el agua de la ducha corría contiguamente a la habitación... triskel se había deslizado junto al tipo que ya le había humillado aquella tarde noche y cumpliendo órdenes besó el bajovientre de aquel hombre, notó una leve erección que fue pronunciándose cuando su lengua y sus labios se quedaron sobre él, resiguiendo piel e imperfecciones... una vez erecto y despierto el hombre hizo el ademán de quitárselo de encima pero ishtar ya estaba en la habitación, desnuda, espléndida... -no, déjale, ya verás qué bien lo hace... relájate y disfruta...- vencido por aquellas palabras, el hombre ceró los ojos y se dejó ir entre los labios del chucho predilecto de ishtar, así fue... de nuevo triskel demostraba como no había nada por encima de los deseos de su dueña, nada que le hiciera sentir más pequeño y entregado que ser vejado y dominado por ella... nada más valía la pena... y el semen le inundó sin tregua,... los ojos vidriosos, el corazon encogido y la sumisión íntegra en sus venas. tragó.ishtar le pasó los dedos por sus mejillas secándole las incipientes lágrimas. le besó la frente y le marchó de la habitación. sólo por ese gesto le valía la pena a triskel, sólo por eso, por ese amor, por ese breve agradecimiento sin palabras...daba su vida entera por ella...