domingo, 11 de mayo de 2008

-le chatiement

llegó ishtar cabreadísima, hecha una fiera de trabajar, triskel, la esperaba como siempre en la alfombrita de al lado de la puerta de entrada, cuando fue a quitarle las botas... ella le cogió con fuerza del collar y casi a rastras le llevó hasta el cuarto de baño, le ordenó que se metiera en la bañera, lo hizo, algo descolocado por tal ataque de furia... y esperó paciente a que su dueña se descalzara, puso una de sus piernas en el lado opuesto de la bañera mientras ponía el tapón, y le gritó:- cierra los ojos y no te muevas! triskel, inmóbil sintió como un líquido tibio le recorría la frente, las mejillas, la comisura de los labios, el pecho, el vientre, los pantalones... hasta mojarse las rodillas que reposaban en el fondo de la bañera. su dueña acercó su sexo a sus labios e instintivamente, triskel, lo empezó a lamer, una y otra vez hasta que secó aquellas gotas que quedaron en ella... ishtar cerró la puerta del baño y le dejó ahí, solo, sin explicación alguna, semidesnudo y completamente empapado, con el sexo erecto... oyó como ishtar se duchaba en su baño y como no le reclamó para secarla, ni para peinarla... esperó paciente, pero ella no volvía... ishtar al cabo de las horas volvió y repitió la misma operación, apenas le miró, apenas habló y se marchó de nuevo. de lejos oyó como una voz masculina reía y mantenía una discusión animada con su dueña, al poco tiempo apareció aquel hombre acompañado de ishtar- aquí lo tienes, jeje. la compañía no dudó en entrar y orinar sobre el infeliz triskel... estaba ya más que empapado, humillado por su ama ante su nuevo amante y usado por él... tras el sexo se cerró la puerta de entrada e ishtar rescató a triskel, le ordenó limpiarse y limpiar la bañera diciéndole: - la próxima vez que sientas celos, que te creas mejor que el resto, te retiro el collar! un desafortunado comentario de triskel había llegado a los oídos de ishtar y nada más eficaz que ese castigo ejemplar para marcar su territorio y su libre elección para follar con quién quisiera y como quisiera.